En Europa, ir en bicicleta al trabajo no sólo está incentivado, sino que también es bueno para la salud.

Viu la Bici Parking de Bicicletas en Valencia

Cada vez más países fomentan (y recompensan) el uso de la bicicleta entre el hogar y el trabajo.

Los Países Bajos comenzaron con la oferta de 19 céntimos de euro para los que van a trabajar pedaleando, donde desde 2013 funciona el B-Rider (una aplicación que cuenta los kilómetros recorridos y los intercambia por incentivos económicos) en su versión actualizada llamada Ring-Ring).

Luego sigue Francia, donde hace sólo unos meses se decidió que se puede recibir un pequeño incentivo económico que oscila entre 21 y 25 céntimos de euro por kilómetro recorrido en bicicleta.  

En Bélgica, los más de 400.000 trabajadores que van a trabajar en bicicleta han comenzado a recibir recientemente un reembolso que asciende a 23 céntimos por cada kilómetro recorrido.   

Recientemente en Italia la ciudad de Bari da hasta 25 euros al mes para los que van a trabajar en bicicleta, o un incentivo-movilidad de 20 céntimos por cada kilómetro recorrido del hogar al trabajo y de 4 céntimos por kilómetro en otras rutas de la ciudad. Sin embargo, las experiencias de las ciudades de Cesena y Cesenatico siguen siendo válidas y garantizan por otros dos años un incentivo de hasta 25 céntimos por cada kilómetro recorrido en bicicleta.

En el Reino Unido se fomenta el uso de las dos ruedas ahorrando en la compra de la bicicleta, el equipo, el material y el casco, entre el 32% y el 42% de los impuestos y el seguro.   

Por no mencionar Copenhague, en Dinamarca, donde hay más bicicletas que coches privados y donde el 41% de la población acude a su lugar de estudios o trabajo en bicicleta. En Alemania, sin embargo, el uso de la bicicleta como medio de transporte entre el hogar y el trabajo se fomenta como un verdadero medio de trabajo, con contribuciones para la compra de bicicletas de carga de hasta 2.500 euros.

https://www.youtube.com/watch?v=2RQrKP9a0XE&t=

Pero estos incentivos no son suficientes para normalizar el ciclismo, fomentar una tendencia a largo plazo y promover un hábito que al final también es sano y saludable. Es un hecho que la bicicleta permite ahora incentivos económicos concretos aunque sean modestos, pero que su uso también es bueno para la salud (no había pruebas científicas al respecto) finalmente lo han confirmado los recientes estudios del Prof. B Stalknecht, de la Universidad de Copenhague, a partir de los cuales se ha constatado más concretamente en qué medida usar la bicicleta para ir al trabajo le permitirá mantenerse en forma. Este científico comparó durante seis meses la diferencia de masa magra entre los que habían usado la bicicleta para ir de casa al trabajo y los que habían participado en el mismo período en una actividad intensa en el gimnasio 5 veces a la semana. El resultado fue que la diferencia entre los dos sujetos fue absolutamente mínima. Se demuestra así que la movilidad activa ejercida a través de la bicicleta tiene la misma eficacia que el gimnasio, donde se practica normalmente ejercicio, y que en realidad es una solución que mejora la calidad de vida de los trabajadores. Ya era evidente para todos (especialmente en las grandes empresas donde el tema está en la agenda) que el empleado que pedalea para ir a trabajar es en promedio más sano y tiene un estado de ánimo más equilibrado, con repercusiones positivas en su negocio y en las relaciones con sus colegas.

Ahora bien, esto también ha sido probado y confirmado científicamente. La movilidad compartida dentro de la empresa también juega su papel: evita la emisión de CO2, elimina físicamente miles de coches de las calles y contribuye con sus hechos a la lucha por la mejora del medio ambiente y la conversión de los estilos de vida de un número cada vez mayor de personas.

1 pensamiento sobre “En Europa, ir en bicicleta al trabajo no sólo está incentivado, sino que también es bueno para la salud.”

  1. Llevamos muchos años de retraso en el ámbito del uso de la bicicleta para desplazamiento habitual respecto a los países del norte de Europa.
    Iniciativas como la de Viu La Bici van a suponer sin duda un empujón para un ambiente limpio y una vida saludable.
    Seguir trabajando, Viu La Bici, vamos a acercarnos al resto de Europa gracias a vosotros.
    🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *