Movilidad intermodal en Alemania: se prevén 100.000 plazas para bicicletas en las estaciones de ferrocarril en los próximos tres años.

Tras el borrador de Reglamento que acaba de ser aprobado por la Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo, y que establece la obligación de que todos los trenes de todo tipo (de alta velocidad, de cercanías, locales, etc.) asignen un espacio especial para acomodar «al menos ocho bicicletas», otra buena noticia para confirmar que casi en todas partes avanza el proceso de revolución del tráfico y de la intermodalidad tren + bicicleta viene desde Alemania, donde dentro de los próximos tres años (es decir, a partir del año 2022), habrá que construir en las estaciones de ferrocarril estaciones de aparcamiento para alojar de forma segura y con garantías de protección contra robos cien mil bicicletas en las ciudades.

El proyecto tiene un nombre preciso (se llama Bike-Ride) y se considera un paso importante hacia una verdadera intermodalidad de los medios de transporte actuales, pero siempre inmerso en una visión ecológica de la movilidad en la que la bicicleta contribuye a la reducción del uso del coche por parte de miles de estudiantes y a la reducción de los costes de transporte. Trabajadores y trabajadoras que llegan y salen cada día de las estaciones, con reflexiones positivas sobre el control del cambio climático, actualmente demandado con fuerza por una conciencia que emerge desde abajo y que impregna cada vez más a grandes masas de la población, empezando por los jóvenes y muy jóvenes.

Como lo atestiguó la gran manifestación del pasado 15 de marzo, que vio a millones de personas decir basta a la progresiva devastación del Planeta y exigir iniciativas inmediatas y concretas para la solución inaplazable del problema ambiental. Cabe señalar que, en Alemania, la movilidad urbana está asumiendo una connotación cada vez más cambiante hacia el uso de la electricidad no sólo en relación con los automóviles, sino también con las bicicletas, para incluir el uso cada vez más generalizado de los modernos scooters eléctricos, ahora muy frecuentes en las ciudades alemanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *